8 Consejos para solicitar el arraigo social con éxito

arraigo social

¿Vives en España de manera irregular y te gustaría legalizar tu situación? Entonces el arraigo social puede ser tu mejor aliado. No obstante, conseguir la residencia bajo este procedimiento puede ser una tarea muy complicada. 

Muchos requisitos específicos a cumplir y un proceso un tanto tedioso. Pero en este post te damos las principales claves para que puedas solicitar el arraigo social con éxito y de manera rápida.

El arraigo social es el procedimiento de regularización mediante el cual un extranjero que ha vivido durante 3 años en España de manera continuada puede conseguir la residencia en el territorio español.

Esta residencia le permitirá residir y trabajar en el país durante 1 año, con la posibilidad de renovar o modificar a otro tipo de residencia posteriormente.

Se denomina también autorización de residencia por circunstancias excepcionales, y se regula por la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero.

Juntamente con el arraigo familiar y el laboral, conforman los tres tipos de residencia temporal que cualquier extranjero puede conseguir tras haber residido de manera ilegal en el país, sin un permiso de residencia o visado, durante un periodo mayor a 1 año.

8 consejos para que tu solicitud de arraigo social sea aprobada

A continuación te presentamos lo que consideramos las 8 claves indispensables que harán que tu solicitud de regularización sea aprobada con total éxito.

Como verás, todas estas recomendaciones son aplicables durante los 3 años previos a tu solicitud.

Es decir, será crucial que las tengas muy en cuenta antes de que inicie dicho periodo. Pues si no cumples con alguna de ellas y intentas remediarlo en el momento justamente previo a solicitar la residencia, muy probablemente ya sea demasiado tarde. Tu solicitud será denegada.

Así, para evitar problemas, tenlas en cuenta desde el momento en el que entres a España por primera vez.

Empadrónate una vez llegues a España

El padrón. Este es sin duda uno de los documentos que más necesitarás durante el procedimiento de solicitud.

El empadronamiento es el documento que te registra en tu ayuntamiento local, dejando constancia de dónde se encuentra tu domicilio exactamente y quién convive en tu misma vivienda.

Te recomendamos que lo solicites una vez que llegues a España. Pues como veremos en el apartado siguiente, te ayudará en gran medida a demostrar el requisito temporal.

Además, es lo que la administración requiere para tramitar tu expediente: según donde te hayas empadronado, te corresponderá una oficina de extranjería u otra.

Vigila con los antecedentes penales

Si has leído los artículos de nuestro blog, sabrás que este es uno de los requisitos que más repetimos para cualquier solicitud de permiso de residencia.

Pues bien, también para el caso del arraigo social será crucial que no tengas registrados antecedentes penales en España.

Pero ten cuidado. No únicamente en España. Tampoco puedes tenerlos en ningún otro país en el que vivieras antes de llegar al territorio español durante los 5 años anteriores.

Pero con cumplir este requisito no será suficiente. Deberás demostrarlo de manera activa.

¿Cómo?

Pidiendo el certificado de antecedentes penales al que era tu país de residencia antes de la entrada a España (únicamente, para los presididos en España será la oficina de extranjería quien lo constate), traducirlo al español, y legalizarlo debidamente.

En caso de haber vivido en más de un país durante ese plazo de 5 años, deberás pedir este certificado a todos los países en los que hubieras residido.

Demuestra tu integración en la entrevista del arraigo

Si tienes familiares españoles o que disponen de un permiso e residencia en el país, este requisito no es para ti. ¡Uno menos!

No obstante, si como en la mayoría de los casos no es tu situación, es muy importante que demuestres que te has integrado con la cultura y sociedad españolas durante tus 3 años en el territorio nacional.

Esto es, sin duda, algo que puedes ir cultivando desde el minuto 0.

Te recomendamos especialmente que hables el español y que vayas conociendo e informándote de las costumbres de la población local.

Todo este conocimiento lo podrás demostrar a través de una entrevista que realizarás con un trabajador del ayuntamiento (un integrador social) en el que estás empadronado/a.

Esta entrevista finalmente genera lo que se conoce como informe de inserción social; que deberás incluir en tu expediente de solicitud.

Demostrar efectivamente que has vivido 3 años en España

Como ya sabrás, uno de los principales requisitos para solicitar este tipo de arraigo es demostrar que has convivido en territorio español durante los 3 años anteriores a tu solicitud.

La pregunta es, ¿cómo hacerlo de manera efectiva para que no rechacen mi solicitud?

No es tan complicado. Pues puedes usar cualquier tipo de documento que lo demuestre.

Desde facturas de luz y agua, factura o recibo de un comercio (como, por ejemplo, el tíquet de compra de un electrodoméstico) hasta un carné de la biblioteca.

Mientras el documento pruebe de dicha permanencia en España, te servirá.

Nuestra recomendación es que aportes cuantos más documentos mejor; y que, en caso de ser posible, adjuntes documentos de carácter público si los tienes (como poderes notariales o cualquier comunicado de la administración o gobierno).

Como hemos dicho en el apartado anterior, el padrón puede serte muy útil en este sentido. No obstante, la ley no obliga a que lleves empadronado 3 años para concederte el arraigo social.

Empezando por tu sello de entrada en el aeropuerto, puedes ir reuniendo documentos, facturas , tickets o cualquier otro papel que verifique que efectivamente has estado en el país de manera cronológica durante todo ese tiempo.

Si tienes que salir del país durante los 3 años de convivencia, ten en cuenta esto

La ley de extranjería establece que la estancia en el país requerida de 3 años debe ser ininterrumpida y continua.

Es decir, será fundamental que demuestres que la residencia (aunque ilegal) en España ha sido continuada.

No obstante, en el caso de tener que salir del país por cualquier motivo, no podrás hacerlo durante más de 120 días.

Hablamos de 120 días en total durante los 3 años, y no necesariamente deben sucederse de manera seguida.

Nuestro consejo en este caso es que te lo pienses 2 veces antes de viajar si pretendes solicitar el arraigo.

Pues extranjería revisará tu pasaporte, y mediante los sellos de entrada y salida pueden ver de manera fácil y clara si cumple este requisito.

Revisa cuidadosamente tu contrato de trabajo

Otro de los requisitos que deberás cumplir para que te concedan el arraigo social es disponer de un contrato de trabajo. A diferencia del arraigo laboral, no necesitarás haber trabajado ya, pero si esperar empezar a hacerlo.

Pero no todos los contratos sirven.

Para que el contrato sea efectivo, debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Debe ser un contrato de como mínimo 1 año de duración (los contratos temporales no sirven).
  • Obligándote a trabajar una totalidad de 40 horas por semana (jornada completa).
  • Emitido por una empresa o empleador que no tiene deudas con Hacienda ni con la Seguridad Social.

Con esto queremos dejar claro que no únicamente tú debes cumplir con lo que dicta la ley. La empresa de la que recibas la oferta de trabajo también debe hacerlo.

Y este es, sin duda, uno de los principales motivos por los que deniegan solicitudes de arraigo social.

No solo por los 3 requisitos expuestos en este apartado. Si la empresa no es capaz de demostrar que tiene la suficiente solvencia económica para efectivamente tenerte contratado/a durante el año, la solicitud será también denegada.

Finalmente, apuntar que es posible formalizar la solicitud con dos ofertas de trabajo diferentes (la suma de las horas de las dos deben llegar a 30 semanales). Lo importante será que ambas ofertas procedan del mismo sector de actividad.

¡Pero cuidado! En caso de que la oferta te la haga un autónomo, en ese caso deberá aportar en la solicitud su última declaración de la renta y certificado de convivencia.

Si no pues conseguir oferta de trabajo, no te des por vencido/a

Recibimos muchos mensajes, tanto por redes sociales como en nuestro blog, apuntando que el requisito del contrato de trabajo es sin duda muy complicado de cumplir.

O bien el extranjero no encuentra ninguna oferta, o bien las que encuentra no cumplen los requisitos.

No obstante, si estás en ese punto no deberías desistir.

Pues la normativa de extranjería contempla dos alternativas a este hecho. Puedes conseguir la residencia por arraigo sin tener una oferta de trabajo.

¿Cómo?

En primer lugar, si dispones de medios económicos suficientes o vives con algún familiar que los dispone, puedes usarlos en tu solicitud. Es decir, demostrarías que no necesitas un contrato de trabajo ya que posees dinero suficiente como para mantenerte en el país sin ayuda del Estado.

Por otro lado, y si el caso anterior no es tu situación, podrías presentar la solicitud de arraigo social mediante tu propio proyecto empresarial. Aquí lo harías montando tu propia empresa y materializando la proyección financiera y económica a través de un plan de negocios.

Se trata de dos caminos alternativos nada comunes. Pero en caso de cumplir, punto por punto, las exigencias de los mismos, la solicitud será aprobada de todos modos.

Habla con un abogado de extranjería

Aunque lo añadimos al final, es sin duda otro de los consejos que te resultarán más útiles.

Pues bien, un abogado de extranjería ha presentado ya cientos de expedientes como el tuyo, y sabe exactamente cómo preparar la documentación de tal manera de que puedas conseguir el arraigo social de manera fácil y exitosa.

Así que una vez que te decidas a pedir esta residencia por arraigo, habla primero con un abogado para que te asesore y revise tu expediente.

Por otro lado, hay un punto que todavía no hemos comentado.

¿Dónde y cómo se presenta la solicitud?

Hasta ahora, las solicitudes de arraigo se presentaban mediante cita previa en tu oficina de extranjería más cercana. No obstante, estamos viendo como tras la crisis sanitaria del Covid-19, muchos trámites se pueden realizar online.

Así, pregunta antes a un abogado para verificar si en el momento en el que vas a solicitar puedes enviar toda la documentación por vía telemática. ¡Te ahorrará mucho tiempo!

Nuestro equipo de expertos está a tu disposición 24/7. Pregúntanos lo que quieras y te responderemos al instante:

0/5 (0 Reviews)
arraigo social

4 respuestas a «8 Consejos para solicitar el arraigo social con éxito»

  1. Buenas tardes soy de Alicante. Me presente los papeles para arraigo social en febrero emigraron denegado en abril y ahora quiero saber si puedo presentar otra vez con otro precontrato . O tengo que prepararme los papeles de nuevo

    1. Dependiendo del motivo de la denegación, podria hacer un recurso de reposición.

      Otra opción es volver a iniciar todo el trámite del arraigo social con otra documentación o precontrato (desconozo el motivo por el que le denegaron)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap