Ley Beckham en España: Todo sobre el régimen especial para de trabajadores desplazados

Ley Beckham en España

Una de las preguntas que de manera más frecuente nos hacen nuestros clientes extranjeros es cómo pagar menos en España. Y, en caso de que vengan con una oferta laboral, nuestra respuesta siempre es la misma. 

La Ley Beckham es una de las maneras más efectivas de pagar menos impuestos en el territorio español, y en este artículo te contamos todo lo que necesitas saber. Veremos en qué consiste exactamente este régimen especial para trabajadores desplazados, qué requisitos debes cumplir, y cómo solicitar su aplicación paso a paso (incluyendo todos los enlaces que necesitas a los modelos de solicitud).

La Ley Beckham, también conocida como Régimen especial para de trabajadores desplazados, es un régimen fiscal especial aplicable a todos aquellos extranjeros que empiezan a vivir en España por motivos de trabajo, y que les reporta grandes beneficios económicos.

De manera más específica, se trata de una de las claves que les permite pagar mucho menos impuestos en el país, especialmente sobre su sueldo (aunque tiene otras ventajas como ahora veremos), al poder ser considerado no residente a efectos fiscales.

Siempre y cuando se cumplan con todos los requisitos, hablamos de una regla condición que se aplica durante el año en el que consigues la residencia y los siguientes 5 (es decir, hasta el año 6 en España).

Esta medida, regulado por el Decreto Ley 687/2005, fue desarrollada gracias al futbolista Del Real Madrid David Beckham con el objetivo de que su patrimonio y riqueza se quedaran (y tributaran) en el país, aunque a un nivel impositivo mucho más favorable.

A día de hoy se ha convertido en un gran reclamo para atraer talento y capital extranjero a España y sin duda una de las mejores formas de ahorrar grandes sumas de dinero.

Beneficios fiscales del Régimen Especial Para Trabajadores Desplazados

Para entender las grandes ventajas de La Ley Beckham (y por ende en qué consiste exactamente) debemos primero comprender cuál sería la situación del extranjero sin la aplicación de la misma; es decir, en el caso general.

Sin la aplicación de esta ley, como extranjero que vive en España más de 183 días por año te conviertes en residente fiscal.

Eso implica pagar IRPF por las rentas e ingresos que consigues en todo el mundo (y no solo en España), y a un tipo impositivo progresivo que puede llegar hasta casi un 50% en los niveles superiores.

Así, la primera característica de este régimen especial para extranjeros es que eres considerado no residente a efectos fiscales (por más que permanezcas más de 6 meses por año en el territorio español). ¿Y qué ventajas tiene esto?

Gran reducción en el impuesto sobre la renta

Lo primero, y como punto más importante, esto significa que tributarás a través del impuesto de la renta como no residente, aplicándose un tipo reducido fijo del 24% hasta 600.000€ de ingresos netos, independientemente de tus ingresos, y en lugar del progresivo que llega hasta el 48% en el caso general.

Además, otra gran ventaja es que ningún tipo de impuesto a nivel regional en España se aplicaría a rentas o activos que tuvieras fuera de España.

Paga por las ganancia de capital solo en España

Por otro lado, la venta de activos o dividendos en el extranjero no será tasado en España (algo que los extranjeros que no se benefician de la Ley Beckham deben pagar a través del impuesto sobre las ganancias de capital).

Y, los beneficios derivados de la venta de activos en el territorio español, se pagarán a un tipo fijo del 19%.

Olvídate del Modelo 720

Pero esto no es todo.

Otra gran ventaja de esta ley es que no tendrías tampoco que presentar el modelo 720.

Este es el modelo que todos residentes en España con activos fuera del país por valor superior a 50.000€ deben rellenar una vez al año (y que supone grandes multas si no se lleva a cabo).

Mejores condiciones en el impuesto sobre el patrimonio

Finalmente, en cuanto al impuesto de patrimonio también tendrás grandes ventajas. Únicamente se aplicará a las propiedades que mantengas en el territorio español, pagando un tipo impositivo que se mueve del 0,2% al 2,5.

Requisitos para saber si se te puede aplicar la Ley Beckham

Tal y como habrás podido ver hasta aquí, la aplicación de esta ley es sin duda una gran ventaja y un método muy efectivo para ahorrar dinero.

Así, ¿qué requisitos deberás cumplir para poder solicitar este régimen fiscal?

  • No haber residido en España durante los últimos 10 años
  • Haber venido a España por motivos de trabajo. Es decir, has recibido una oferta laboral (que conseguiste antes de entrar al país), has sido transferido de una empresa extranjera a España o te conviertes en el director de una empresa (en la que no tienes más de 25% de sus acciones)
  • Todas las responsabilidades y tareas a nivel laboral deben desarrollarse en España. Si parte de estas se realizan fuera, no pueden representar más de un 15% del total de la actividad del trabajador
  • No recibes ingresos que calificarían como obtenido por parte de un establecimiento permanente ubicada en España. Así, la empresa contratante debe ser española.
  • Solicitas la aplicación de este régimen como máximo hasta 6 meses después del inicio de la relación laboral que te ha traído a España

Pero no todo son buenas noticias. Los siguientes tres grupos de extranjeros NO pueden solicitar la aplicación de este régimen:

Proceso paso a paso

A continuación te adjuntamos el paso a paso que deberás seguir para adquirir este régimen:

  1. Descargar el modelo 030. Puedes encontrarlo aquí.
  2. Enviarlo a la Agencia Tributaria, algo que puedes hacer online
  3. Una vez recibas la aprobación por parte de la Hacienda española, deberás enviar otro modelo de solicitud (mucho más conocido), el modelo 149
  4. Además de este modelo, en la fase final deberás adjuntar tu pasaporte (completo), NIE, contrato de trabajo y número de afiliación a la Seguridad Social
  5. Finalmente, en un plazo en principio de 10 días según establece la ley (aunque habitualmente el proceso puede demorarse hasta 1-2 meses), recibirás la aceptación final conjuntamente con un certificado que deberás entregar a la empresa para la que trabajas de tal modo que puedan empezar a aplicar esta reducción en el tipo impositivo.

Ten en cuenta que una vez se te aplique este régimen, cada año (de Abril a Junio) deberás realizar la declaración de la renta usando el modelo 151.

Inicia la solicitud de este régimen fiscal aquí

Hasta aquí todo lo que necesitas saber sobre la Ley Beckham y sus grandes ventajas fiscales.

No obstante, es posible que sigas teniendo dudas, o necesites ayuda para solicitar este régimen de manera efectiva y empezar a ahorrar impuestos lo antes posible.

En caso afirmativo, nuestro equipo de abogados experto esta a tu completa disposición. Mándanos un mail a través del siguiente formulario y deja que te ayudemos lo antes posible:

 

0/5 (0 Reviews)
Ley Beckham en España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete a nuestra newsletter! | Subscribe to our newsletter!