Cómo montar una empresa en España siendo extranjero

montar empresa en España siendo extranjero

España, y ciudades como Barcelona y Madrid, se han convertido en hubs internacionales de atracción de talento e inversión para startups y empresas de nueva creación. Y eso no debería sorprender a nadie: el país es uno de los mejores lugares para lanzar un negocio, ya no sólo por las condiciones positivas del mercado, sino también por el alto nivel de vida que ofrece el país.

Pero, ¿cómo hacerlo exactamente? ¿Cuáles son los pasos necesarios y las opciones para crear una empresa?

En esta guía exploramos los 8 pasos para crear una empresa en España como extranjero, incluyendo todos los detalles que debes saber para navegar por el proceso de constitución sin problemas y lo más rápido posible.

Existen dos formas diferentes de crear y gestionar una empresa en España: puedes hacerlo como autónomo o registrar una sociedad de responsabilidad limitada (SL).

La principal diferencia viene a la hora de entender cómo respondes a lo que le ocurra a la empresa. 

Como autónomo, tú mismo eres la empresa, por lo que respondes íntegramente con tu patrimonio personal ante cualquier situación. En cambio, abrir una SL ayuda a reducir esa carga, ya que sólo responderías con los bienes aportados a la compañía.

Elegir una u otra dependerá totalmente de tu situación particular, pero por lo general, es aconsejable pasar a SL si ganas más de 60.000€ al año (ya que las ventajas fiscales serán mayores).

Ten en cuenta que SÓLO los extranjeros titulares de una autorización de residencia y trabajo en España pueden darse de alta como autónomos en el país, mientras que los no residentes pueden crear y gestionar una empresa sin necesidad de ser residentes (sólo tendrán que obtener su NIE, como veremos a continuación).

Los 8 pasos para montar una empresa siendo extranjero

El proceso para crear una empresa en España como extranjero es bastante claro y sencillo.

Consta de 8 pasos completos que hay que seguir en orden.

Veamos cuáles son esos pasos, incluyendo los detalles que debes considerar según tu situación particular.

Consigue el NIE

El NIE es el número de identificación básico que necesita cualquier extranjero en España para realizar todo tipo de trámite legal.

Y esto es así para comprar una vivienda, comprar un coche, obtener la residencia o constituir una empresa.

Por lo tanto, no vas a poder firmar los diferentes documentos de constitución sin un NIE válido que te identifique.

Todos y cada uno de los socios (y directores) de la empresa deben poseer un número de NIE.

A la hora de hablar de cómo conseguirlo, nos encontramos con dos escenarios diferentes.

  • Si ya eres residente y tienes un permiso de residencia válido en el país (o un visado de estudiante), ya tienes tu número de NIE (impreso en tu TIE) por lo que no tendrás que hacer nada en este paso
  • Si no eres residente (no estás en España y no has solicitado la residencia), debes solicitar primero tu número de NIE (en este caso, un NIE de no residente). Puedes consultar todos los detalles sobre cómo hacerlo aquí

El proceso de solicitud se realiza en cualquier comisaría de policía de España si te encuentra en el país, o en el consulado español si estás en el extranjero.

Allí, debes asegurarte de incluir una carta notarial explicando y detallando por qué necesitas exactamente este NIE.

Solicita el nombre oficial de la compañía

Una vez que tengas tu número de NIE, deberás solicitar en el Registro Mercantil el nombre de su empresa.

Tendrás que proponer 5 posibles nombres para la empresa, por orden de prioridad.

Siempre que ninguno de los nombres propuestos esté ya ocupado, el Registro te concederá uno.

¿Cuál exactamente? El que esté más arriba en el listado de nombres propuestos, pero también el menos contradictorio teniendo en cuenta los nombres de otras empresas ya existentes. Así que sí, el Registro Mercantil tiene discreción para decidir cuál te termina concediendo.

Además, ten en cuenta que, antes de presentar tu propuesta, puedes investigar y averiguar si tu nombre ya está en uso por parte de otra entidad, asegurándote así que está 100% disponible.

Este proceso se lleva a cabo online a través de una solicitud formal (lo ideal es que cuentes con un abogado a tu lado que gestione esta parte), y puede tardar aproximadamente entre 24 y 48 horas.

En caso de que el nombre ya esté ocupado, se te notificará y deberás solicitarlo de nuevo.

Abre una cuenta bancaria empresarial

Con el nombre de la empresa recién concedido, tu NIE y tu pasaporte, deberás abrir una cuenta bancaria.

Esta cuenta debe contener un capital de al menos 3.000€, ya que de lo contrario no podrás utilizarla para la creación de la empresa más adelante.

Esos 3.000 euros son el capital mínimo legal exigido por la ley para constituir una SL.

Sin embargo, en algunos casos, podrías utilizar activos (que deben ser necesarios para las operaciones de su negocio) de valor similar y evitar sólo el uso de dinero en efectivo.

Pero esto es bastante complicado y es totalmente aconsejable utilizar efectivo para que la apertura de la empresa sea mucho más fluida.

Si hay más de un accionista, cada uno de ellos deberá ingresar en la cuenta bancaria empresarial la cantidad correspondiente al porcentaje que posee de la compañía.

Establece los socios en la notaría

Para el siguiente paso tendrás que visitar al notario.

Allí, deberá sdesignar y especificar

  • Quién será el director de la empresa
  • Los nombres de todos los accionistas (y su participación exacta en la empresa)
  • La dirección oficial de la compañía
  • Las actividades que realizará la empresa (de una lista facilitada por el Ministerio de Economía)
  • Los estatutos empresariales y la estructura interna de toma de decisiones

Y también tendrás que presentar el extracto de la cuenta bancaria, demostrando la posesión de al menos 3.000 euros.

Ten en cuenta que se requiere que al menos uno de los socios hable español en este punto, de lo contrario necesitarás un traductor.

Este paso lleva asociados unos gastos de notaría.

Registra la empresa en el Registro Mercantil

Una vez que salgas del notario, tendrás contigo la escritura de constitución de la empresa.

Y tendrás que presentarla al Registro Mercantil de España para que inscriban la empresa finalmente en los registros oficiales.

Este proceso de registro puede tardar aproximadamente 2 semanas.

En ese momento, te concederán un CIF provisional (que básicamente es el NIE de las empresas). Con este CIF provisional podrás ya iniciar las operaciones comerciales.

No hay impuestos asociados a esta constitución.

Alta en la Agencia Tributaria

Ninguna empresa puede escapar de los impuestos. Y eso supone darse de alta en la Agencia Tributaria antes de iniciar tus actividades diarias.

Con el CIF provisional que te han concedido en el paso anterior, tendrás que acudir a la agencia tributaria y activar tu empresa a nivel fiscal.

Esto te permitirá empezar legalmente a ofrecer tus servicios o vender tus productos, y cumplimentar los impuestos correspondientes; que son el IVA trimestral, el impuesto de sociedades anual y las cuentas anuales.

Consigue el número de la seguridad social

En caso de que desees contratar trabajadores y emplear a personas dentro de la compañía, debes solicitar un número de la Seguridad Social para la empresa.

Esto es crucial, ya que parte del salario que paga a tus empleados está compuesto por la cotización a la Seguridad Social, que debes abonar en su nombre.

Empieza a hacer crecer tu negocio

Por último, una vez que hayas completado todos los pasos anteriores, estarás listo para la etapa más importante: iniciar las operaciones de tu empresa e intentar que tengan éxito.

Este es, sin duda, el paso más importante, y en el que debes poner todo tu corazón y esfuerzo.

Por eso siempre es ideal contar con un abogado experto en derecho mercantil para que se encargue de todos los pasos y tu puedas centrarte en lo realmente importante: hacer crecer el negocio.

En ImmigrationSpain, podemos gestionar todos los pasos necesarios y estar a tu lado durante todo el proceso, ayudándote a encontrar la estructura empresarial más óptima y redactando todos los documentos necesarios.

Contacta con nuestros abogados a continuación y deja que nuestros expertos te guíen paso a paso:

0/5 (0 Reviews)
montar empresa en España siendo extranjero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete a nuestra newsletter! | Subscribe to our newsletter!