Impuestos Para Extranjeros con el Visado de Nómada Digital

impuestos para nómadas digitales

El nuevo visado para nómadas digitales viene con grandes ventajas, y es en la parte fiscal donde más se acentúan. Los trabajadores a distancia que posean este nuevo permiso podrán disfrutar de un régimen fiscal especial con grandes ventajas a nivel impositivo, siempre que cumplan ciertos requisitos.

En este artículo analizamos todo lo que debes saber sobre los impuestos del visado para nómadas digitales y cómo tributan estos trabajadores remotos. Veremos los tipos impositivos exactos a los que deben hacer frente, y resolveremos la ya tan común duda de si deben tributar en España y también en su país de origen (o no).

Si pasas más de 183 días al año en España (dentro del año natural), serás considerado residente fiscal.

Pero, además, si pasas menos de esos 6 meses pero tu centro de interés económico o profesional se encuentra en territorio español, también se te considerará residente fiscal.

Como titular de un visado de nómada digital, debes pasar al menos 183 días al año para poder renovar tu residencia; así que no puedes evitar convertirte en residente.

Esto tiene importantes implicaciones a nivel fiscal, pero como veremos, el nuevo visado presenta grandes ventajas en este ámbito.

La implicación más importante es que como residente fiscal  en el país estás obligado a pagar impuestos en España como cualquier otro nacional español.

En lo que respecta al IRPF, por ejemplo, esto significa que debe pagar el impuesto sobre la renta por los ingresos que obtenga en todo el mundo: tanto en España como en cualquier otro país.

Este último hecho, como nómada digital que trabaja a distancia, es de gran importancia (pues tienes clientes o empleadores en uno o varios países distintos).

La norma general establece que el IRPF aplicable es un tipo impositivo progresivo que depende de tus ingresos y que puede llegar hasta el 50% (dependiendo de la región, ya que algunas Comunidades Autónomas de España ofrecen tipos impositivos más bajos).

No obstante, una de las ventajas de obtener la residencia de nómada digital es que únicamente pagarás un tipo impositivo fijo (además mucho más baja).

Si quieres saber más, sigue leyendo. A continuación analizamos en profundidad cuáles son estas ventajas fiscales y resolvemos el misterio de si tienes que pagar dos veces por tus impuestos (en el extranjero y en España).

Régimen fiscal especial para teletrabajadores en remoto

La recién creada ley de startups llegó con grandes cambios y ventajas, y quizás una de las más importantes es la posibilidad de acogerse a un régimen fiscal especial como trabajador remoto.

Es decir, si obtienes tu visado de nómada digital (una vez obtengas tu resolución positiva), podrás acogerte a la Ley Beckham, el famoso régimen que te permite ser considerado no residente a efectos fiscales

Pero eso será así solo en los casos en los que seas empleado de una empresa extranjera.

Puedes acceder a una guía completa sobre la Ley Beckham aquí.

Esto significa que, tras obtener este régimen, y aunque se te consideraría residente por pasar más de 183 días en el país, a efectos fiscales no lo serías.

De este modo, evitarás pagar el impuesto sobre la renta a un tipo progresivo y disfrutarás de una fiscalidad reducida.

Pero eso no es todo. También evitarás pagar el impuesto sobre el patrimonio y no tendrás que presentar el modelo 720.

No obstante, debemos tener en cuenta que para poder acogerte a este régimen fiscal especial, hay un requisito fundamental que debes cumplir.

Y es que no puedes haber sido residente en España durante los últimos 5 años. Antes de la entrada en vigor de la ley de startups, ese periodo estaba fijado en 10 años, pero esta reducción es otra de las ventajas que trajo consigo.

Impuesto en España para nómadas digitales

Los titulares de un visado de nómada digital, como no residentes a efectos fiscales, se enfrentarán a un tipo impositivo fijo del 24% sólo sobre las rentas que obtengan en España (no sobre las rentas mundiales) hasta los 600.000 € (en lugar de pagar hasta el 50%).

Para cualquier renta que supere esa cantidad, entonces el tipo (fijo) sería del 47%.

Por otro lado, también encontramos el tipo impositivo aplicable a las ganancias patrimoniales o de capital.

Eso incluye, por ejemplo, la venta de acciones, propiedades, intereses o participaciones.

En esos casos, el impuesto para nómadas digitales sería:

  • 19% hasta 6.000 €
  • 21% de 6.001 € a 50.000 €
  • 23% de 50.0001 € a 200.000 €
  • 27% de 200.001 € a 300.000 €
  • 28% a partir de 300.001 €

Una fiscalidad reducida es ideal, pero la pregunta importante sigue siendo: ¿qué pasa con los impuestos que debo pagar en mi país de origen?

¿Tengo que pagar impuestos también en mi país de origen?

Una de las preguntas que más nos hacen nuestros clientes tiene que ver con la necesidad de pagar dos veces por los mismos impuestos.

La naturaleza de un nómada digital es la de alguien que se desplaza constantemente de un país a otro, trabajando a distancia mientras viaja.

Eso puede generar una situación en la que diferentes países afirmen que el nómada digital es residente en todos ellos (ya que, según sus normas fiscales, lo es). Así que, en teoría, esto crearía la obligación de pagar dos veces el mismo impuesto.

O tomemos el caso de quienes están empleados por una empresa en su país de origen, pero trabajan desde España.

¿Tienen que pagar el mismo impuesto en origen y luego también en España?

La respuesta es, como siempre, depende.

Y en este caso depende de cuáles sean las leyes de su país de origen, y de si España tiene un convenio de doble imposición con ese país o no.

Esos convenios especifican claramente las reglas para determinar dónde exactamente es residente fiscal el nómada digital (y por tanto cómo «desempatar» la situación).

Partiendo de esa base, el convenio te ayudará a evitar pagar dos veces el mismo impuesto. Y eso puede hacerse a través de 2 métodos diferentes: el método de la exención y el método del crédito fiscal.

Sea cual sea tu caso, siempre es crucial consultar con un abogado fiscalista para comprender plenamente su situación y ver dónde y cómo debe presentar sus impuestos.

Nuestro equipo de abogados está dispuesto a ayudarle mediante una consulta en profundidad en la que analizaremos su situación, veremos si puede beneficiarse de un convenio de doble imposición para poder así guiarle paso a paso.

Contacta con nuestros abogados a continuación y deja que nuestros expertos te guíen paso a paso:

5/5 (2 Reviews)
impuestos para nómadas digitales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete a nuestra newsletter! | Subscribe to our newsletter!