Residencia por Compra de una Vivienda en España

residencia compra vivienda en España

España atrae a miles de extranjeros año tras año. Extranjeros que únicamente desean visitar el país durante un par de semanas, mientras que otros quieren instalarse y comenzar su nueva vida en el el territorio español. Es entonces cuando sin duda surge una pregunta crucial: ¿cómo puedo hacerlo desde el punto de vista legal? ¿Cómo puedo obtener la residencia?

La ley de extranjería española ofrece muchas alternativas para ello, y la respuesta no siempre es fácil. Muchos expatriados que conocen los programas de residencia en otros países europeos se preguntan si también se puede obtener la residencia en España después de comprar una vivienda

Sin duda esa sería una vía ideal, ya que suele ser la que menos requisitos legales exige. En este artículo vamos a resolver esta duda de manera definitiva, ¡con todos los detalles!

Sí, se puede conseguir la residencia en España gracias comprar una vivienda o propiedad, y eso es así gracias al régimen del visado de oro o golden visa.

Desde 2013, los ciudadanos extracomunitarios que adquieran una vivienda en el territorio español pueden obtener un permiso de residencia de dos años (renovable) siempre que la inversión inmobiliaria sea de al menos 500.000 €.

Algunos datos importantes sobre este procedimiento.

En primer lugar, hay que destacar el hecho de que no se puede utilizar una hipoteca para financiar la compra (o al menos no para los primeros 500.000 euros), y que la vivienda debe estar libre de cargas.

Por otro lado, esos 500.000 no tienen por qué proceder de una única fuente. Podrías comprar una vivienda y un garaje (por ejemplo), y siempre que la suma de ambas cantidades sea superior a 500.000€, la residencia sería tuya.

Por lo tanto, tras invertir esa cantidad mínima en el país, podrás iniciar el proceso de solicitud de tu residencia legal, algo que es posible tramitar directamente desde España tras entrar en el país como turista (tendrás un total de 3 meses para comprar la vivienda y solicitar esta residencia).

Como veremos a continuación, además de la inmobiliaria, existen otras oportunidades de inversión disponibles que te otorgarían este mismo permiso.

Ventajas de la residencia por adquisición de bienes inmuebles

Este tipo especial de permiso se creó con el objetivo principal de atraer la inversión extranjera al país. Por ello, ofrece una amplia variedad de ventajas en comparación con el resto de permisos españoles:

 

  • La resolución es muy rápida. Al poder solicitar este visado directamente desde España durante los 3 meses de estancia como turista, el proceso de solicitud es bastante sencillo, pudiendo obtener una respuesta favorable en menos de 25-30 días

 

 

  • Puedes incluir fácilmente a tus familiares en la solicitud y trasladarte a España con ellos (ya que éstos también obtendrían su residencia simplemente por el hecho de que tu como solicitante principal cumplas con todos los requisitos)

 

  • Frente a la gran mayoría de permisos del país que se conceden por 1 año, la residencia para compradores de inmuebles se concede por 2 (y una vez finalizado ese periodo, puedes renovarla siempre que mantengas tu inversión en el país)

 

 

  • Para renovar este visado por compra de inmuebles, tan sólo tendrás que visitar el país una vez al año. No es necesario permanecer durante un lapso de tiempo prolongado ni convertirte en residente (algo que sí se exige para el resto de permisos)

 

  • Por último, podrás circular libremente por el espacio Schengen

 

¿Tienes alguna duda hasta ahora? Sigue leyendo para obtener más información o pregunta cualquier cosa a nuestros abogados aquí:

¿Cuáles son los principales requisitos?

En primer lugar, el requisito más importante que debe cumplir para que la solicitud tenga éxito es demostrar la inversión inmobiliaria.

Eso se hace mediante el certificado del Registro de la Propiedad, y la escritura que acredite la compra del inmueble o inmuebles. Puedes encontrar más información sobre cómo funciona el proceso de compra de inmuebles en España aquí.

Aunque la vía más habitual para conseguir esta residencia es la compra de una vivienda (ya que entonces la cantidad de inversión requerida es menor, 500.000 euros) también existen otras opciones como la compra de acciones de una empresa española o la compra de deuda española.

Sin embargo, entonces la inversión mínima se eleva a más de 1 millón de euros.

Por otro lado, encontramos algunos requisitos extra; aunque estos son realmente asequibles y no muy numerosos.

Si quieres conseguir la residencia tras la compra de una propiedad, tendrás que contratar un seguro médico privado con una compañía española. Normalmente los costes oscilan entre los 50 y los 70 euros mensuales, aunque puedes encontrar descuentos para familias.

Además, tendrás que presentar tu certificado de antecedentes penales, demostrando la ausencia de cualquier tipo de delito.

Ten en cuenta que todos los documentos extranjeros deben estar legalizados y traducidos legalmente al español. 

Proceso de solicitud legal

El proceso se divide en 2 pasos diferentes: la solicitud del visado/residencia, y la obtención de la tarjeta de residencia en formato físico.

En ese sentido, dentro del primer paso, tienes 2 opciones diferentes para completar el proceso de solicitud. No importa cuál de las 2 opciones elijas, el proceso siempre comenzará con la compra de la vivienda:

Solicita el visado desde tu país de origen

Estando todavía en tu país de origen, la primera opción que tienes es solicitar un visado, que se concedería por un año.

Una vez que obtengas este visado, podrás viajar y entrar a España, donde se te permite cambiar este visado de un año por un permiso de residencia de dos.

Solicita un permiso de residencia, desde España

Por otro lado, también puedes solicitar esta residencia por inversión estando ya en España (como turista, con un visado de estudiante, o con cualquier otro permiso de residencia), sin necesidad de solicitar el visado previamente en el consulado.

Esto es algo que recomendamos, ya que obtendrías tu resolución mucho más rápido.

Consigue tu tarjeta física (TIE)

Una vez que estés en España con tu visado o permiso de residencia, los siguientes y últimos pasos son 1. registrarte en el ayuntamiento (algo llamado “empadronamiento”) y 2. visitar la oficina de inmigración y registrar tus huellas dactilares para que puedan emitir tu tarjeta de residencia física (llamada TIE). 

 

Y, básicamente, esta ha sido la información más importante sobre la residencia obtenida tras la compra de una propiedad. Si necesitas información adicional o que nuestros abogados de inmigración te guíen paso a paso, no dude en ponerse en contacto con nosotros a través del siguiente enlace

0/5 (0 Reviews)
residencia compra vivienda en España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete a nuestra newsletter! | Subscribe to our newsletter!

Share via
Copy link
Powered by Social Snap