Me han denegado el arraigo. ¿Qué hago?

arraigo social denegado

¿Has presentado tu solicitud de arraigo y ha sido denegada? Entonces sigue leyendo. Pues en este post te explicamos al detalle qué es lo que puedes hacer exactamente para conseguir tu resolución favorable de todos modos. ¡No todo está perdido!

Muchos extranjeros que reciben su denegación de arraigo social entran en pánico.

Tras 3 años en el país esperando para poder finalmente regularizar su situación y conseguir la residencia, tenia puestas todas sus esperanzas en esta solicitud, y ahora extranjería les deniega su opción de convertirse en ciudadanos legales en España.

Es entonces cuando empiezan a pensar en la carta de expulsión y su imposibilidad de continuar con su vida en el país.

No obstante, esa denegación no tiene porqué ser el fin del proceso.

Debido a la gran cantidad de documentos requeridos para este trámite, una denegación es algo probable y que puede suceder; pues es fácil incumplir uno de los muchos requisitos, por pequeño que sea, y por ende recibir la denegación.

Recordemos que no solo es el extranjero el que debe cumplir requisitos, sino también la empresa que le emite la oferta de trabajo.

Pero, como te comentamos, esto tiene solución, y en este artículo veremos cuál.

En cualquier caso, lo primero será siempre entender la causa o motivo principal por el que el expediente ha sido rechazado.

Pues dependiendo de la tipología de este motivo podrás encontrar una solución u otra.

Principales causas denegación arraigo social

Como hemos comentado, comprender la causa por la que tu expediente ha sido denegado es fundamental.

Pues si bien es cierto que algunas causas son inapelables y difícilmente pueden ser solucionadas, en numerosas ocasiones la administración deniega este tipo de solicitudes por motivos con poca base que los sustente.

Será en estos últimos casos en los que puedas recurrir y conseguir finalmente tu arraigo aprobado.

Así, algunas de las causas más comunes de denegación son:

  • El solicitante tiene antecedentes penales (y no los ha cancelado)
  • El empleador o empresa que contrata tiene deudas con Hacienda o Seguridad Social
  • El extranjero falla en demostrar de manera suficiente que ha permanecido de manera continuada en España durante los últimos 3 años previos a la solicitud
  • El solicitante terminó contrato en el pasado en la misma empresa con la que presenta la solicitud de arraigo (con un nuevo contrato)
  • El contrato laboral presentado en la solicitud no cumple con todos los requisitos y condiciones

Para que puedas expandir esta información, te dejamos aquí uno de nuestros artículos en el que hablamos sobre los requisitos del arraigo social al detalle.

Tus 3 opciones tras una resolución de arraigo no favorable

En el caso de que te encuentres frente a una denegación motivada por una causa que no es del todo correcta, tienes 3 opciones distintas para remediar la situación.

De nuevo, es importante analizar con detenimiento la causa de la denegación y únicamente iniciar uno de estos tres procesos en el caso en el que sepas que el motivo del rechazo no tiene el sustento suficiente.

Recurso de reposición

La primera opción que tienes es recurrir al expediente denegado a través de la vía administrativa.

Es decir, si no estás conforme con la resolución, tienes derecho a recurrir a esa denegación y pedir a la propia oficina de extranjería que la revise.

Es por eso que deberás alegar claramente los motivos por los que extranjería no ha acertado.

Tendrás un plazo de un mes para iniciar este recurso.

¿Es esta vía la más recomendable? Depende.

Lo debes considerar es que habitualmente se tarda entre un mes y medio y dos meses para conseguir respuesta de un recurso de reposición por arraigo (a diferencia de las dos opciones siguientes que suelen tardar mucho más).

Así, si realmente tiene sentido realizar un recurso, esta puede ser la opción más adecuada por su rapidez.

Recurso contencioso

Si la vía administrativa no ha sido suficiente, puedes recurrir a la vía judicial ante tribunales.

De nuevo, aquí reclamas que efectivamente tienes derecho al arraigo, y que la oficina de extranjería no ha contemplado correctamente todos los requisitos.

Esta opción es más costosa y larga, y vas a necesitar un abogado y procurador. No obstante, en muchos casos puede ser la solución definitiva para que finalmente tu expediente quede aprobado.

Tienes un plazo de 2 meses para iniciar este recurso por vía judicial.

Volver a presentar la solicitud de arraigo

Finalmente, la tercera opción y opción recomendada en muchos casos es volver a presentar tu arraigo, de nuevo. Es decir, empezar una nueva solicitud de cero.

Aquí debes tener en cuenta lo que actualmente está tardando el trámite de arraigo, que son de 6-9 meses; un rango temporal bastante alto que podría hacer que no te compense esta solución.

No obstante, si es cierto que ganarías agilidad, pues la presentación se puede realizar por vía telemática.

Entonces, ¿vale la pena incurrir en el esfuerzo que supone presentar un recurso? ¿O es mejor volver a preparar la documentación y presentarlo de nuevo?

¿Cómo saber si esta es la mejor solución para tu caso?

La mejor recomendación que podemos darte es que contactes con un abogado extranjería experto para que analice tu caso al detalle y juntos encontréis la mejor solución.

En Immigration Spain recibimos muchas situaciones similares, y la experiencia nos dice que no es posible generalizar: la respuesta depende del caso particular.

Así, si te gustaría encontrar el mejor camino para conseguir finalmente tu resolución favorable y residencia en España, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y dejar que te brindemos asesoramiento legal personalizado:

3.5/5 (2 Reviews)
arraigo social denegado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete a nuestra newsletter! | Subscribe to our newsletter!